sábado, 12 de junio de 2021

 CONVENTO DE JESUS: UNA MAGNÍFICA JOYA EN EL TESORO QUE ES SETÚBAL

Moisés Cayetano Rosado

Ya sabía, cuando visité por primera vez la Igreja do Convento de Jesus de Setúbal, que iba a contemplar el monumento que sirvió de inspiración para la construcción interior de la admirable Iglesia de la Magdalena, de Olivenza. Fray Henrique de Coimbra, confesor del rey D. Manuel, nombrado obispo de Ceuta en 1506, había fijado su residencia en Olivenza (tierras del obispado de la ciudad norteafricana), tras pasar algún tiempo como confesor de las clarisas en el Convento de Jesús, del que admiraba su construcción tardo-gótica/manuelina, e impulsó esta monumental construcción.

Varias veces he vuelto a visitarla hasta que hace unos años acotaron el espacio entorno a ella para realizar una profunda restauración, aplicada fundamentalmente al Convento, cerrado al público y que nunca pude ver.

                         Esta envidiable población marinera que es Setúbal estuvo privada por un largo período de uno de sus principales atractivos, aunque siempre era y es más que digna de visitar: por su Mercado do Livramento, uno de los más bonitos del mundo; por su Forte de S. Felipe, construcción renacentista de soberbio porte y admirable presencia en alto desde el que admirar la península de Troya; por sus playas y paseo marítimo; por su hermoso Casco Antiguo, de rico patrimonio arqueológico, civil y religioso; por su apetitosa cocina de pescado y mariscos… ¡Por tantas cosas más!

De nuevo ha reabierto al público (ya hace unos meses, en octubre de 2020, pero con las restricciones de la pandemia, como si fuera ahora), y no solamente nos ofrece el regalo de su explana exterior (con cruz al medio, de primera mitad del S. XVI, sobre columna y gradas) y el templo tantas veces admirado, sino que su Convento se presenta al visitante con todo su esplendor y un apreciable Museo en el interior.

El conjunto fue fundado hacia 1490, entonces a extramuros de la ciudad, encomendándole el rey D. Juan II de Portugal la construcción al arquitecto Diogo de Boitaca, que ahí comenzó sus trabajos en Portugal, siendo muy activo durante el reinado de D. Manuel, bajo cuyo reinado terminó la construcción.

La Iglesia (como la cruz exterior y buena parte de convento) tiene la particularidad de estar construida en cuanto a su portada y ventanal tardo-góticos, sus comunas interiores torcidas como soga marinera y bóveda de crucería y estrellada en el ábside, en piedra de la Serra de Arrábida: “brecha Arrábida”, una durísima piedra sedimentaria, conglomerado calizo y arenisco multicolor de gran dureza, que se asemeja al mármol, de una belleza única, rarísima en la naturaleza.

Exteriormente, la Iglesia parece una fortaleza, con recios contrafuertes rematados en pináculos, crestería superior y ábside poligonal más elevado, con los mismos elementos de sustentación y ornato. La portada, de arquivoltas apuntadas, presenta nichos vacíos para colocación de estatuas que, al parecer, nunca llegaron a instalarse. Las letras, en piedra, alfa y omega, decoran el tímpano. Un grueso parteluz divide la entrada en dos arcos compuestos gemelos.



El interior está distribuido entre una amplia nave y dos pasillos laterales, dividiéndolos columnas torcidas, tipo salomónico, muy airosas, pese a su grosor y altura, sosteniendo bóvedas de crucería ojivales en el centro y de cañón en los laterales. En las paredes laterales hay una hermosa azulejería de los siglos XVII y XVIII, con escenas de la vida de la Virgen, en colores azul y blanco, y ribetes dorados encuadrando los episodios, de leyendas latinas. La majestuosidad del altar, con su amplia bóveda estrellada, azulejos geométricos blancos y azules culminan el monumental conjunto.


El convento, de dos pisos, tiene un claustro que es todo un “festival de piedra de Arrábida”
, de brecha endurecida tras elevarse del mar en la sierra frondosa de los alrededores. Sobre fustes cilíndricos, con basa y capitel de reminiscencias dóricas, se alzan arcos ojivales, mostrando al interior un amplio espacio abierto, con fuente central y lavatorio monumental esquinado, existiendo una generosa profusión de rostros labrados en la piedra, en esquinas y gárgolas.


Ya en el piso superior, se encuentra un amplio museo de arte sacro
, en el que destacan pinturas renacentistas y barrocas de gran calidad, y especialmente, en el amplio coro, la sillería central, el revestimiento de azulejos geométricos en las paredes, y las columnas y arcadas de medio punto policromadas. Pero más especialmente, su amplio relicario, de diversos santos y santas, cubriendo la pared que da desde el coro a la iglesia, a ambos lados de los ventanales cerrados y cubiertos por retratos de religiosos y religiosas, con sus hábitos y símbolos distintivos.


Y como elementos curioso y asombroso, a la izquierda de la entrada a este coro, la momia yacente en ataúd de chapa y vidrio de una niña de entre 18 y 24 meses de edad, hija de D. Jorge de Lencastre (1481-155), Maestre de la Orden de Santiago, hijo ilegítimo del rey D. João II.

Variedad de gustos, estilos y concepciones, pureza en el arte de arranque de la Edad Moderna, que no solamente es de lo más valioso de esta ciudad-tesoro, sino toque inicial, referencia universal del patrimonio artístico manuelino. Hay que verlo, volver de nuevo una y otra vez, saborearlo en directo, para poder apreciarlo en todo su valor.

jueves, 10 de junio de 2021

 O PELOURINHO en Dialnet

https://dialnet.unirioja.es/servlet/revista?codigo=27049

Si ya teníamos la Revista O PELOURINHO en distintos buscadores, como academia.edu, así como en mi propio blog (dentro de los “archivos adjuntos”), ahora ha podido completarse la inclusión de todos los PDF disponibles en la potente plataforma de la “Fundación Dialnet”, gracias a la eficaz labor de inclusión diferenciada de los distintos artículos (más de 100), realizada por la “Unidad de Proceso Técnico y Bibliográfico. Servicio de Biblioteca”, de la Universidad de Extremadura.

Son alrededor de 3.000 páginas, comprendidas entre los números 13 y 25 (de 2008 a 2021), dedicados especialmente al patrimonio fortificado de la Raia/Raya, así como a la Historia Social Contemporánea de la misma.

Dadas las Jornadas y reuniones de donde proceden ponencias y artículos, la variedad de autores es de gran riqueza: historiadores, geógrafos, sociólogos, arquitectos, ingenieros, arqueólogos, etc. civiles y militares. Igualmente los lugares de celebración de actividades han sido múltiples: Badajoz, Mérida, Castelo de Vide, Castro Marim, Chaves, Vila Viçosa, Almeida…

Con esta inclusión, la consulta, impresión, copia, etc. libre está a disposición de todos, y a todos se encomienda su divulgación, para que en todo el mundo se vaya conociendo un poco más nuestro patrimonio transfronterizo y nuestros avatares históricos de los últimos siglos.

viernes, 4 de junio de 2021

 CELEBRACIÓN ONLINE DE LA III JORNADA DE FORTIFICACIONES DE OLIVENZA 

https://www.youtube.com/watch?v=2037oYOUF9s

Limbo Cultura

Como tantas otras cosas, las III Jornadas sobre #Fortificaciones Abaluartadas tuvieron que ser suspendidas el pasado año y ahora llega el momento de retomar esta interesante cita con la #Historia y la #arquitectura militar. Con Moisés Cayetano Rosado como director técnico de nuevo, estas jornadas tendrán como tema central: 'De la Guerra de Restauração a las invasiones francesas. Patrimonio heredado'.

Atendiendo al calendario que se adjunta, los martes y miércoles del mes de junio se podrán seguir las ponencias de los destacados especialistas que participarán a través del canal de YouTube creado al efecto y en el que ya podéis ver la presentación de esta tercera edición de las Jornadas

https://www.youtube.com/watch?v=2037oYOUF9s

Diputación de Badajoz Excmo. Ayuntamiento de Olivenza

https://www.youtube.com/watch?v=2037oYOUF9s

jueves, 3 de junio de 2021

elDiario.es 22 de mayo de 2021

 SALGUEIRO MAIA. DE LAS GUERRAS EN ÁFRICA A LA REVOLUÇÃO DOS CRAVOS

En el cementerio de Castelo de Vide hay un túmulo sencillo, bien iluminado por el sol, mirando para el verde de la Serra de S. Mamede: la sepultura del “Capitão de Abril” Fernando José Salgueiro Maia, nacido en esta población del Alto Alentejo el dia 1 de Julio de 1944. Situado en “campa rasa”, como él había escrito el 28 de Junio de 1989, cuando ya tenía conocimiento de su dolencia irreversible, de un terrible cancro:

Determino - escribiría de su puño y letra en papel de rayas - que desejo ser sepultado em Castelo de Vide, em campa rasa, e utilizar o caixão mais barato do mercado; o transporte do mesmo deve fazer-se pelo meio mais económico de preferência em viatura militar. Durante o funeral somente a presença dos amigos a quem peço para entoarem “Grândola Vila Morena” e “Marcha do M.F.A.”.

Santarém 28 de junho de 1989. O declarante Salgueiro Maia”

El también Capitão de Abril y amigo, Vasco Lourenço, declaró que Salgueiro Maia le había confssado en ese mismo ano: “Vou pedir para se cantar no meu funeral ‘Grândola, Vila Morena’ porque haverá muitos indivíduos que oportunistamente vão querer ficar na fotografia do meu funeral e eu vou forçá-los a cantar ou pelo menos ouvir cantar ‘Grândola, Vila Morena’”. Cuando le comunicó el fatal desenlace su mujer, estando de visita oficial en Jerusalén, él diría: “Eu sei, eu sei, porque ele me disse[1].

Fernando Salgueiro Maia entró en la Academia Militar, en Lisboa, el día 6 de Octubre de 1964, con 20 años de  edad, cuando já estava declarada la guerra en los tres escenarios coloniales: Angola (1961), Guiné (1963) e Moçambique (1964). Pasa para la Escola Prática de Cavalaria (EPC), en Santarém, para continuar su formación. Dos años despuis parte para el norte de Moçambique. “Crê sinceramente - escribe Sousa Duarte - que as causas pela qual se batem as tropas portuguesas ‘são justas’ e o isolamento ‘uma consequência da inveja, da Guerra Fria e... outros interesses económicos das grandes potencias’ [2].

Mas cuando ya lleva nueve meses en lo que era su primera comisión de servicio, ya es consciente de la dura realidad. O ambiente que se vivia em Mueda (noroeste de Moçambique) era inesquecível: a toda a hora do dia chegavam de avião feridos graves ou mortos; as amputações de membros eram diárias, as emboscadas nos itinerários de acesso e os ataques aos aquartelamentos da zona uma constante”, escribe en sus memorias[3].


Comprendiendo que está del lado errado, participa con responsabilidad del Movimento dos Capitães y de la Revolução de Abril de 1974. Y reconoce el propio Otelo que “Salgueiro Maia iria a ser o comandante de força do Movimento mais sujeito a situações de perigo e de tensão ao longo do dia 25 [...] e que farão concentrar sobre ele e as forças da EPC as preocupações do posto de comando e as atenções e o carinho das massas populares que, a partir do Terreiro do Paço, não mais deixarão de o acompanhar e aos seus homens, guindando desde logo o jovem capitão às culminâncias de primeira estrela do MFA vitorioso[4].

Su gloriosa participación enel Golpe militar será más tarde injustamente manchada. El tempestuoso 25 de Novembro de 1975 tendrá consecuencias negativas para Salgueiro Maia. Y si el 11 de Março fue acusado de apoyar a los spinolistas en su fracasado Golpe, ahora las sospechas serán de falta de celeridad en la participación contra las fuerzas de izquierda[5].

Esa situación incómoda va a durar en el tempo, extendiéndose a la jerarquía militar y representantes políticos. En 1988, en entrevista concedida a Fernando Assis Pacheco, le confesaba: “deploro que tendo nós realizado um acto ímpar - pela primeira vez na História da Humanidade uma força militar realiza uma acção de destruição de um poder sem se apropriar desse poder -, isto que em todos os países é relevante, passa aqui pura e simplesmente despercebido, ou então, ao contrário, serve de base para sermos marginalizados, quando não tratados como traidores à Pátria”. Y por eso, ya no iría a las sesiones oficiales de las comemoraciones del 25 de Abril, “porque muitas vezes o que se ouve é assim um esquema do «Vamos contar Mentiras» que não me deixa muito bem disposto[6].

En 1989 comienza a sentirse mal. No hay remedio para el cáncer que sufre, falleciendo el 4 de abril de 1992. Nuestro ilustre Capitão bem podría haber dicho lo que su amigo y ex -Presidente da Câmara de Castelo de Vide, Carolino Tapadejo, escribe sobre sí mismo en el volumen “Memórias e Vivências de Paixão”: tinha feito uma reflexão sobre quem poderiam ser os seus inimigos e, no final, tinha ficado radiante, pois entre os que conseguira identificar, não havia nenhum honesto![7].

MOISÉS CAYETANO ROSADO




[2] SOUSA DUARTE, António de: Salgueiro Maia. Um homem da liberdade. Âncora editora. Lisboa, 2014. (12ª edição). Pág. 41.

[3] SALGUEIRO MAIA: Capitão de Abril. Âncora editora. Lisboa, 2014 (3ª edic.). Pág. 16.

[4] SARAIVA DE CARVALHO, Otelo: Alvorada em Abril. Livraria Bertrand, Lisboa, 1977.  Pág. 424.

[5] CRUZEIRO, Maria Manuela: Vasco Lourenço. Do interiro da Revolução. Âncora Editora. Lisboa, 2009. Pág. 545.

[6] SALGUEIRO MAIA, Fernando: Obra citada. Págs. 216-217.

[7]TAPADEJO, Carolino: O menino Órfão, en MÃO DE FERRO, Fernando: Memórias e Vivências de Paixão. Edições Colibri. Lisboa, 2020.

 

sábado, 29 de mayo de 2021

 SALGUERIO MAIA, DE LAS GUERRAS EN ÁFRICA A LA REVOLUCIÓN DE LOS CLAVELES.

Autor: Moisés Cayetano Rosado.

Edita: Fundación Caja Badajoz (edición en español). Edições Colibri (edición en portugués) 2021. 178 y 210 páginas respectivamente.

 

Simultáneamente, la Fundación Caja Badajoz y Edições Colibri (Lisboa) sacaron a la luz pública el 25 de Abril de 2021, en el 47º aniversario de la “Revolução dos Cravos”, el libro de Moisés Cayetano Rosado “Salgueiro Maia, de las Guerras en África a la Revolución de los Claveles y su evolución posterior”, “Salgueiro Maia, das Guerras em África a Revolução dos Cravos”.

Los ejes fundamentales de esta publicación son tres:

-  Descripción del enfrentamiento bélico de Portugal desde 1961 a 1974 ante la sublevación de movimientos independentistas en Angola, Guinea-Bissau y Mozambique Participó el Capitão Salgueiro Maia (héroe de máxima relevancia en el proceso revolucionario, alentejano nacido en Castelo de Vide el 1 de julio de 1944) en los escenarios de Mozambique y Guinea, donde llega al convencimiento final de que está “do lado errado da história”, pues el proceso de “retención colonizadora” no tiene sentido en el momento histórico mundial de descolonización que se vivía.

- Desenvolvimiento del 25 de Abril de 1974, día del golpe militar coordinado por jóvenes capitanes contra la dictadura de corte fascista y colonialista que se arrastraba por medio siglo en Portugal. Comandaba Salgueiro Maia la columna que desde Santarém se dirigió a Lisboa, para derrocar al Gobierno, correspondiéndole el papel histórico de prender al dictador Marcelo Caetano, que ejecuta con templanza, arrojo y ejemplaridad, tras haber conseguido poner de su lado las fuerzas que el Gobierno envió para reprimirlo en distintos puntos de la capital.

- Desarrollo posterior de la Revolução y en especial la reconducción democrática, que no le harán justicia a este militar valeroso (como le ocurriría a los más destacados jóvenes militares que dirigieron el Golpe). Moriría Salgueiro Maia el 4 de abril de 1992, tras penosa enfermedad, desencantado de la evolución del proceso y del trato recibido, lo que lo “acerca” a la sentencia que Simón Bolívar pronunciaría en 1830: “El que sirve una revolución ara en el mar”.

Edición portuguesa, con traducción del
Capitão de Abril Carlos de Almada Contreiras

                Moisés Cayetano va alternando el análisis, comentario y reflexión crítica de los hechos, remontándose al final de la II Guerra Mundial y la posición de las naciones triunfadoras con respecto al colonialismo y su necesario final, para después describir las penalidades de los escenarios bélicos, así como los sacrificios, masacres y muertes de un lado y otro del enfrentamiento. Ahí va destacando el papel de concienciación que adquieren los jóvenes oficiales, entre los que destaca el capitán alentejano de poco más de veinte años.

Se centra en las luchas desenvueltas entre 1961 y 1974 en Guinea portuguesa, Angola y Mozambique, pasando de ello a profundizar en el malestar de los capitanes al frente de sus soldados y suboficiales maltratados en medio de las selvas, “sembradas” de minas anti-personas, que causan numerosas y traumatizantes bajas. De ahí pasa a analizar las reuniones de estos militares para realizar una acción contundente contra el Gobierno, que desemboca en la “Revolução” del 25 de Abril de 1974.

Es emocionante el capítulo dedicado a ese día de tensión, emoción y triunfo, arropados los militares masivamente por el pueblo, que los vitorea eufórico, siendo la “cabeza visible” de esos militares el capitán Salgueiro Maia, cuyas actuaciones se detallan minuciosamente en el libro.

Después vendrá un proceso convulso, revolucionario por un lado, contrarrevolucionario por otro, y en esos vaivenes no saldrán bien parados los más activos “Militares de Abril”, en medio de la envidia y el temor a su liderazgo. Así, Salgueiro Maia será apartado de los puestos operativos y relegado a funciones burocráticas y “de despacho”, que poco le atraía, siendo un hombre de acción. Su muerte prematura, de cáncer, a los 47 años, corta una vida admirable, que Moisés Cayetano va describiendo con emoción y admiración a lo largo de estas páginas del libro.

La edición española de Fundación Caja Badajoz fue motivada por el encargo que le hizo al autor su Presidente, Emilio Vázquez, en una visita conjunta que hicieran a Castelo de Vide, poco más de un año antes, y en la que Moisés Cayetano le habló a él mismo y un grupo reducido de acompañantes (en visita organizada por la Fundación) del valeroso militar. Con esta anécdota, precisamente, arranca el libro: ante la tumba en Castelo de Vide; el final de la publicación también se escenifica allí, homenajeando al “Capitão de Abril”.


                       La edición portuguesa es fruto del entusiasmo con que acogió el “manuscrito inicial” el director de Edições Colibri, Fernando Mão de Ferro. Consiguió para su publicación que el prólogo al mismo lo hiciera el Presidente de la República portuguesa, Marcelo Rebelo de Sousa. Y que la edición lleve sello de la editorial junto a las importantes asociaciones “25 de Abril” (que acoge al 90% de los militares vivos que participaron en la Revolução) y “Associação Salgueiro Maia”, además de los apoyos de las Câmaras Municipales (Ayuntamientos) de Santarém (donde estaba destinado Salgueiro Maia y desde donde salió a realizar el Golpe Militar) y de Castelo de Vide (donde nació y está enterrado).

Cuenta también con un importante aporte fotográfico, en buena parte cedido por las dos asociaciones nombradas, así como por la viuda e hijo del propio Salgueiro Maia. Unos versos de Manuel Alegre -de los poetas más considerados de Portugal- igualmente han sido aportados para ser incluidos en la publicación.

FAUSTINO HERMOSO RUIZ

Profesor del Área de Lenguajes y Sistemas Informáticos

Universidad de Extremadura

miércoles, 19 de mayo de 2021

 YA ESTÁ DISPONIBLE EN PDF EL NÚMERO 25 DE LA REVISTA “O PELOURINHO”

Con las Actas de las III Jornadas de Fortificaciones de Olivenza


Las Actas de las III Jornadas de Fortificaciones Abaluartadas de Olivenza: “De la Guerra de Restauração a las invasiones francesas. Patrimonio heredado”, ya están disponibles para leer, descargar, imprimir, compartir, etc. libremente. (La distribución de la Revista impresa está sufriendo algún retraso, por problemas de gestión, pero se hará lo antes posible)

Puede hacer en:

https://www.academia.edu/48984799/O_PELOURINHO_no_25_2021

o en:

Documento 123 de: http://moisescayetanorosado.blogspot.com/p/paginaprueba.html

Próximamente también estará disponible en:

https://dialnet.unirioja.es/servlet/revista?codigo=27049

En ella encontramos las ponencias sobre los cuarteles levantados en el periodo, las fortalezas reforzadas en la época, los puentes y otros elementos defensivos, así como planos de las fortificaciones de diversos ingenieros, en la Raya luso-española, y específicamente alrededor de la línea de invasión Madrid-Lisboa, y concretamente Olivença/Olivenza portuguesa/española. El patrimonio histórico-monumental actualmente en valor, y su contribución (especialmente de Olivenza) a la clasificación de Patrimonio de la Humanidad.

martes, 18 de mayo de 2021

https://www.esquerda.net/artigo/salgueiro-maia-das-guerras-em-africa-revolucao-dos-cravos/74428

ARTIGO    /   POLÍTICA    /   SALGUEIRO MAIA - DAS GUERRAS EM ÁFRICA À REVOLUÇÃO DOS CRAVOS

Salgueiro Maia - Das guerras em África à Revolução dos Cravos

No cemitério de Castelo de Vide há um túmulo simples, bem iluminado pelo sol, de costas para o verde da Serra de S. Mamede: a sepultura do “Capitão de Abril” Fernando José Salgueiro Maia.

Por Moisés Cayetano Rosado (Historiador).

18 de Maio, 2021

Salgueiro Maia no Largo do Carmo em 25 de Abril de 1974.

No cemitério de Castelo de Vide há um túmulo simples, bem iluminado pelo sol, de costas para o verde da Serra de S. Mamede: a sepultura do “Capitão de Abril” Fernando José Salgueiro Maia, nascido nesta povoação do Alto Alentejo no dia 1 de Julho de 1944. Situado em “campa rasa”, como ele tinha escrito no 28 de Junho de 1989, quando já tinha conhecimento da sua doença irreversível, de um terrível cancro:

Determino - escreveria pelo seu punho e letra em papel de linhas - que desejo ser sepultado em Castelo de Vide, em campa rasa, e utilizar o caixão mais barato do mercado; o transporte do mesmo deve fazer-se pelo meio mais económico de preferência em viatura militar. Durante o funeral somente a presença dos amigos a quem peço para entoarem ‘Grândola Vila Morena’ e ‘Marcha do M.F.A.’.

Santarém, 28 de junho de 1989. O declarante Salgueiro Maia”

Testamento de Salgueiro Maia.

O também Capitão de Abril e seu amigo Vasco Lourenço declarou que Salgueiro Maia lhe tinha confessado nesse mesmo ano: “Vou pedir para se cantar no meu funeral ‘Grândola, Vila Morena’ porque haverá muitos indivíduos que oportunistamente vão querer ficar na fotografia do meu funeral e eu vou forçá-los a cantar ou pelo menos ouvir cantar ‘Grândola, Vila Morena’”. Quando sua mulher comunicou o fatal desenlace, estando de visita oficial em Jerusalém, ela diria: “Eu sei, eu sei, porque ele me dissei.

Túmulo de Salgueiro Maia em Castelo de Vide.

Fernando Salgueiro Maia entrou na Academia Militar, em Lisboa, no dia 6 de Outubro de 1964, com 20 anos de idade, quando já estava declarada a guerra nos três cenários coloniais: Angola (1961), Guiné (1963) e Moçambique (1964). Passa para a Escola Prática de Cavalaria (EPC), em Santarém, para continuar a sua formação. Dois anos depois parte para o norte de Moçambique. “Crê sinceramente - escreve Sousa Duarte - que as causas pela qual se batem as tropas portuguesas ‘são justas’ e o isolamento ‘uma consequência da inveja, da Guerra Fria e... outros interesses económicos das grandes potências’ ii.

Mas, quando já leva nove meses na que era a sua primeira comissão de serviço, já está consciente da dura realidade. “O ambiente que se vivia em Mueda (noroeste de Moçambique) era inesquecível: a toda a hora do dia chegavam de avião feridos graves ou mortos; as amputações de membros eram diárias, as emboscadas nos itinerários de acesso e os ataques aos aquartelamentos da zona uma constante”, escreve nas suas memóriasiii.

Compreendendo que está do lado errado, participa com responsabilidade do Movimento dos Capitães e da Revolução de Abril de 1974. E reconhece o próprio Otelo que “Salgueiro Maia iria a ser o comandante de força do Movimento mais sujeito a situações de perigo e de tensão ao longo do dia 25 [...] e que farão concentrar sobre ele e as forças da EPC as preocupações do posto de comando e as atenções e o carinho das massas populares que, a partir do Terreiro do Paço, não mais deixarão de o acompanhar e aos seus homens, guindando desde logo o jovem capitão às culminâncias de primeira estrela do MFA vitoriosoiv.

Salgueiro Maia no Largo do Carmo em 25 de Abril de 1974.

A sua gloriosa participação no Golpe militar será mais tarde injustamente manchada. O tempestuoso 25 de Novembro de 1975 terá consequências negativas para Salgueiro Maia. E, se em 11 de Março foi acusado de apoiar os spinolistas no seu fracassado Golpe, agora as suspeitas serão de falta de celeridade na participação contra as forças de esquerdav.

Essa situação desconfortável vai durar no tempo, espalhando-se para a hierarquia militar e representantes políticos. Em 1988, em entrevista concedida a Fernando Assis Pacheco, confessava-lhe: “Deploro que tendo nós realizado um acto ímpar - pela primeira vez na História da Humanidade uma força militar realiza uma acção de destruição de um poder sem se apropriar desse poder -, isto que em todos os países é relevante, passa aqui pura e simplesmente despercebido, ou então, ao contrário, serve de base para sermos marginalizados, quando não tratados como traidores à Pátria”. E, por isso, já não ia às sessões oficiais das comemorações do 25 de Abril, “porque muitas vezes o que se ouve é assim um esquema do ‘Vamos contar Mentiras’ que não me deixa muito bem dispostovi.

Em 1989 começa a sentir-se mal. Não há remédio para o cancro que sofre, falecendo a 4 de abril de 1992. O nosso ilustre capitão bem poderia ter dito o que o seu amigo e ex-Presidente da Câmara de Castelo de Vide, Carolino Tapadejo, escreve sobre si próprio no volume “Memórias e Vivências de Paixão”: “Tinha feito uma reflexão sobre quem poderiam ser os seus inimigos e, no final, tinha ficado radiante, pois entre os que conseguira identificar, não havia nenhum honesto!vii.

(excerto do livro do autor, “Salgueiro Maia - das Guerras de África à Revolução dos Cravos”, recentemente editado em Portugal e em Espanha, com o título “Salgueiro Maia – de las Guerras en África a la Revolución de los Claveles y su Evolución Posterior”)

 

i Em https://expresso.pt/sociedade/2019-04-04-O-capitao-que-quase-enganou-a-tristeza(link is external).

ii SOUSA DUARTE, António de, Salgueiro Maia. Um homem da liberdade. Âncora Editora. Lisboa, 2014, (12ª edição), pág. 41.

iii SALGUEIRO MAIA, Fernando, Capitão de Abril, Âncora Editora. Lisboa, 2014 (3ª ed.), pág. 16.

ivSARAIVA DE CARVALHO, Otelo, Alvorada em Abril, Livraria Bertrand, Lisboa, 1977, pág. 424.

v CRUZEIRO, Maria Manuela, Vasco Lourenço. Do interior da Revolução. Âncora Editora, Lisboa, 2009, pág. 545.

vi SALGUEIRO MAIA, Fernando, obra citada, págs. 216-217.

vii TAPADEJO, Carolino, O Menino Órfão, em MÃO DE FERRO, Fernando, Memórias e Vivências de Paixão, Edições Colibri, Lisboa, 2020.