martes, 23 de mayo de 2017

PERDEDORES QUE GANAN


Moisés Cayetano Rosado
He leído tantas veces “El coronel no tiene quien le escriba”, de Gabriel García Márquez, que si no fuera por mi caótica memoria me la sabría de la primera a la última frase. Desde El coronel destapó el tarro del café y comprobó que no había más de una cucharadita con que comienza, hasta Mierda, con lo que acaba, ante la pregunta de su mujer sobre qué iban a comer en el futuro.
Se trata de una obra que todos deberíamos leer al menos cada vez que nos sorprendemos con lo que las cuestiones políticas nos echan encima. Sobre la basura y la mezquindad con que muchos profesionales del cuentismo nos regalan.
Y la deberíamos leer para eso, para no sorprendernos. Para saber y comprender que no hay nada nuevo bajo el sol, ni aquí ni allá, a un lado y otro de los mares.
El coronel ha luchado en las guerras civiles. Ha dado su juventud, su arrojo. Ha arriesgado su vida. Y con la paz, a pesar del alto grado que ganó en las batallas, se verá arrinconado en un pueblo miserable donde llueve y llueve sin cesar, donde se aísla, lo aíslan, lo olvidan, porque los vencedores no han sido los que arriesgaron el pellejo cada día de la refriega, sino los que luego llegaron con sus corbatas, sus zapatos lustrosos, sus palabras medidas, contenidas, sus moquetas y sus negociaciones.
Espera cada día en el correo la notificación de su pensión, que nunca llega, en tanto ve cómo prospera su compadre don Sabas, que le acompañó “militantemente” en su momento de fulgor, pero que supo acomodarse, acompasarse, infiltrarse en los medios del poder. Y es tan miserable este nuevo rico, amasador de fortuna a la sombra de quien manda, que hasta el gallo de pelea que el coronel quiere venderle para no seguir fustigado por el hambre plantea comprarlo a precio de saldo, sabiendo su penuria.
Sí, esta novela corta, de apenas cincuenta páginas en formato bolsillo, que se lee en un par de horas, y puede bajar cualquiera de internet sin traba alguna, nos reconfirma en lo que deberíamos saber: hay perdedores que siempre lo serán (a la memoria me vienen los Capitães de Abril, que en 1974 se jugaron el tipo en Portugal para acabar con las horribles guerras coloniales y la dictadura salazarista, siendo luego relegados al olvido unos, a la represión otros y al exilio alguno más, aparte de los que fueron a la cárcel, por los que con las “manos limpias” se pusieron a reorganizar el país a su acomodo).
Y hay otros “perdedores” que eternamente ganarán, porque saben darle la vuelta a la tortilla, o colocarse ellos del lado de la tortilla que ya está bien cuajada. Sí, esos incombustibles que ven como otros se queman y achicharran, pero ellos quedan a la sombra de la barbacoa, comiendo los pinchitos que los más esforzados asaron para que ellos disfrutaran con todo su cinismo, su falta de escrúpulos y su profesionalidad de “bienintencionados” que… dicen trabajar para el bienestar de los demás. De estos, en nuestra “piel de toro ibérica” y “tierra extrema y dura de castúos” hay más que lombrices y cardos borriqueros.

¡Lean “El coronel no tiene quien le escriba” y no sigan creyendo en la caterva horrible de los oportunistas! (Posdata: ahora muchos serán más “pedrosanchistas” que ninguno)

domingo, 14 de mayo de 2017

DEL CASTELO DE ALMOUROL AL DE AMIEIRA DO TEJO, PASANDO POR LA FORTALEZA DE ABRANTES Y EL CASTELO DE BELVER 

Moisés Cayetano Rosado

Siempre me ha resultado fascinante el Castelo de Almourol, en medio del río Tajo, en una pequeña islita a la que se accede en barca de la Junta de Freguesía de Tancos desde la orilla izquierda, gozándose desde el agua de unas vistas espectaculares del conjunto fortificado. Aunque muy retocado en el siglo XIX y especialmente en los años 40 y 50 del siglo XX, la impresionante Torre del Homenaje de esta fortaleza templaria y las dos cinturas de murallas, con ligeras torres albarranas en sus ángulos dirigidos aguas arriba y abajo del Tajo, forman un conjunto de “ideal romántico” de castillo de Plena Edad Media muy adecuado al ensueño del visitante.
Recorrer su interior, admirar el paisaje acuático y montañoso de los alrededores, pasear por el exterior de su perímetro en buena parte alamborado, siempre es una experiencia relajante, que nos “invita” a seguir una mínima ruta de “castelos vigilantes del Tejo”, cuya muestra más compleja se nos ofrece ligeramente al este, en la orilla derecha del río: la fortaleza de Abrantes y su complejo defensivo.
Abrantes tuvo inicialmente un castillo románico mandado construir por D. Afonso Henríques, reformado en el siglo XIII, con tipología gótica, y gestionado por la Orden de Santiago. De ello apenas resta la Torre del Homenaje, profundamente retocada, tras su destrucción por el terremoto de Lisboa, del siglo XVI.
El protagonismo de esta fortaleza y población en general como “chave da Província de Estremadura” durante los siglos XVIII y XIX (Guerra de Sucesión española e Invasiones francesas, respectivamente), hizo que sus defensas fueran reforzadas concienzudamente, con torres cilíndricas, baluartes y medios baluartes adaptados a las necesidades de la defensa pirobalística, dotándose los diversos cerros cercanos de construcciones adaptadas al empleo de baterías artilleras. Hoy en día, abierto al público libremente, padece cierto grado de abandono que se debería rectificar, pues el conjunto ofrece una interesante “lectura histórica” desde la conformación de Portugal como reino a mediados del siglo XII hasta mediados del siglo XIX.
Desde este emplazamiento complejo seguimos viaje unos cuantos kilómetros más al este, por la misma orilla del río, hasta llegar a Belver (gran sitio, dicho sea de paso, para comer “pernil de porco assado ao forno” o “lucio-perca assado” acompañado de una “açorda como ovos de peixes do río” y regado con vino tinto de la zona).
El castillo hospitalario de Belver es un ejemplo muy interesante de castillo románico, con Torre del Homenaje ocupando el centro del recinto y envoltura ovalada, de torres cuadrangulares, y curiosos refuerzos artilleros, destacando en especial dos protegiendo la puerta de entrada principal, de baluarte entero el occidental, con cortina de unión entre ambos y gran desnivel hacia elTajo, a cuyo mismo borde se alza.
Y de aquí, “saltamos” a la otra orilla, para llegar enseguida a una población privilegiada en cuanto a paisaje montañoso, de gran frondosidad y belleza: Amieira do Tejo, cuyo castillo sorprende al visitante por su magnífica silueta ligeramente rectangular, con torre cuadrada en cada extremo, siendo la que se eleva sobre la entrada principal de la fortaleza la Torre del Homenaje, más alta y voluminosa que las restantes.
El Castelo hospitalario de Amieira está considerado como el mejor ejemplo portugués de fortaleza gótica, de gran capacidad defensiva, con esas cuatro torres bien dispuestas para el flanqueo ya de uso artillero, un amplio y despejado patio de armas en el interior y fuerte barbacana perimetral, a la que seguía un foso actualmente desaparecido.

Para una jornada de visitas no está mal el recorrido, si bien se hace preciso comenzar temprano en la mañana, terminando cuando se anuncia la noche, pues al disfrute de esta red de fortificaciones (que podemos extender al este y al oeste, en esa línea bien protegida del río Tajo desde su entrada en Portugal hasta Lisboa) hemos de unir lo atractivo del paisaje, las muchas rutas senderistas de la zona, otros tesoros patrimoniales que van desde dólmenes, pinturas y grabados prehistóricos, iglesias, palacetes, caserío… indicadores firmes de que se ha de volver para realizar esas otras opciones también de irresistible interés.

domingo, 7 de mayo de 2017

XI SEMINÁRIO INTERNACIONAL Y RECREACIÓN DEL CERCO DE ALMEIDA
Un año más, el concelho portugués de Almeida organiza su Seminário Internacional de Arquitectura Militar y su Recreación del Cerco de 1810.
La edición número 11 del Seminário Internacional traerá ponentes procedentes de Alemania, Bélgica, Brasil, Chipre, España, Francia, Malta, Polonia, Portugal, Puerto Rico…, que presentarán sus trabajos en el Centro de Estudios de Arquitectura Militar de Almeida los días 24 al 26 de agosto, centrados en a reflexão sobre as fortificações abaluartadas e sua importância na definição de um conceito de Identidade nacional. Así, os contributos ajudarão a encontrar a medida da importância dos sistemas de fronteira (terrestre ou marítima), com destaque para a especificidade de um conceito próprio dos Limites de Portugal, a designada “Raia” – afinal um atributo singular deste Património como Valor Excepcional Universal a merecer distinção.
Ello, toda vez que la Raia/Raya abaluartada fue incluida en mayo de 2016 en la Lista Indicativa de Portugal a Patrimonio de la Humanidad, promovida por Valença do Minho, Almeida, Marvão y Elvas, por lo que se hace necesario profundizar en sus valores universales, su autenticidad, integridad y significado histórico y cultural excepcional.
En cuanto a la Recreación, hemos de recordar que este Cerco de Almeida aconteció entre el 15 y 28 de agosto de 1810, al comienzo de la tercera invasión francesa. Almeida estaba bajo el mando del Coronel William Cox. Los sitiadores eran unidades que componían la CE VI bajo el mando del mariscal Ney. Una fuerte explosión en el polvorín dejó la plaza sin medios de defensa y, en vista de la reacción adversa de algunos oficiales portugueses, Cox finalmente accedió a rendirse. La guarnición rindió la plaza a los franceses el 28 de agosto.
Así, esta “puesta en escena” transcurrirá entre los días 25 y 27 de agosto (de viernes a domingo), dentro de la plaza fortificada, con recreación y animación histórica y mercado “ochocentista” de gastronomía, venta de objetos artesanales, etc.
Si bien son muchas las poblaciones que ofrecen recreaciones de sus acontecimientos históricos más significativos, pocas las mantienen con el alto nivel de calidad, aceptación popular y participación ciudadana con que lo hace Almeida. Y menos aún acompañándolas con encuentros científicos de la calidad y universalidad que aquí se viene realizando año tras año, con publicación de las actas en lujoso volumen a todo color, en portugués/español e inglés, como lo hace este modesto municipio de la Raia/Raya de quien los demás deben tomar ejemplo.
Hace unos días transcurría en el mismo lugar las VI Jornadas de Valorização das Fortificações Abaluartadas da Raia luso-española (http://moisescayetanorosado.blogspot.com.es/2017/05/cerrado-el-ciclo-de-valorizacion-de.html) y una vez más Almeida refrendó su capacidad de buen hacer bajo la dirección de su Presidente da Câmara Municipal, Dr. António Baptista Ribeiro, y su Consultor, Dr. Arquitecto João Campos, que obran el milagro, junto a sus equipos altamente cualificados, de poner a este municipio de menos de 8.000 habitantes a la cabeza de las iniciativas culturales de la Raia/Raya.
Ahora, toca prepararse para dentro de poco más de tres meses asistir a estos acontecimientos singulares, gratos, ejemplares y altamente provechosos para cada uno de nosotros y para la puesta en valor del patrimonio e historia de este entorno singular.

Moisés Cayetano Rosado

jueves, 4 de mayo de 2017

LA ESCUELA DANDO EJEMPLO
¡Cuántas veces la Escuela, en medio de tanta miseria y miserables, nos viene dando ejemplo! La Escuela, con sus alumnos y profesores afanados en la cultura cálida y de calidad, profunda y solidaria, artística y creativa, investigando en todas nuestras potencialidades humanas y buscando en los rastros de la historia la explicación de un presente que hemos de mejorar para el futuro.
Y así, asistimos el 3 de mayo, gozándolo, a un espectáculo de extraordinario valor por lo que supone de esfuerzo colectivo, de ilusión compartida, de trabajo que universaliza todas las habilidades físicas e intelectuales, con resultados de verdadera garra formativa. Asistimos, sí, en el Teatro Romano de Mérida a una representación multicoral del “Mito del Vellocino de Oro” enredado con la situación actual  de refugiados y emigrantes que buscan en Europa el pan y la paz.
¿Y quiénes son los protagonistas de este espectáculo lleno de dinamismo, danzas asombrosas, música oportuna, discursos sobrecogedores, paralelismos convincentes? Pues decenas, centenares de alumnas y alumnos de Educación Primaria de distintos Centros Educativos de Mérida, dirigidos extraordinariamente por su profesorado, con colaboración entusiasmada y eficaz de sus familias, y coordinados por Manuela Honrado, que ha escrito la adaptación y dirigido el espectáculo con un acierto encomiable.
Una hora que se pasó volando, que no tuvo ni siquiera un minuto de bajón. Siempre arriba en tensión, exaltación, lucha, alegría de vivir, que las niñas y niños transmitían de forma sumamente emotiva y convincente. ¡Cuánto artista de la palabra, la danza, el movimiento, la expresión verbal y corporal, la luz y la alegría!
¡Ah! ¿Y el vestuario variado, tan lleno de formas y colores, lujoso, brillante, electrizante? Pues abrumadoramente de materiales reciclados, en especial papel, cartón y plásticos ingeniosamente combinados.
Gran lección de trabajo compartido, lleno de contenido de y concienciación, altamente educativo para los que lo protagonizaron y para los padres, abuelos (ese es mi caso, con mi nieta Sara en el escenario y mi otra nieta, Alicia, en las gradas), amigos, compañeros, vecinos de esta ciudad acogedora y entrañable que resulta ser, siempre, Mérida.

Moisés Cayetano Rosado

miércoles, 3 de mayo de 2017

Encuesta sobre el estado de la Eurociudad Elvas-Badajoz-Campo Maior
La Eurociudad Badajoz-Elvas-Campo Maior y zonas de irradiación
Trabajo de Fin de Grado sobre la Eurociudad Badajoz-Elvas. Esta encuesta es totalmente anónima y sus datos personales nunca serán publicados. Su participación es vital para que pueda terminar mi carrera universitaria con éxito. Muchas gracias por su tiempo.
NEXT

Never submit passwords through Google Forms.

Creo que es una buena iniciativa esta encuesta, por lo que invito participar en la misma. Es necesario impulsar, potenciar, apoyar los estudios sobre la Eurociudad, al tiempo que colaborar en que esa realidad sea cada día más provechosa para todos.

El enlace es:

martes, 2 de mayo de 2017

CERRADO EL CICLO DE VALORIZACIÓN DE FORTIFICACIONES DE LA RAIA/ARAYA LUSO-ESPAÑOLA
Tazas conmemorativas de las Jornadas. Estupendo detalle de la
Câmara Municipal de Almeida, su Presidente António Baptista
Ribeiro y su Consultor João Campos.
El 29 de abril cerramos en Almeida el ciclo de “Jornadas de Valorización de Fortificaciones de la Raia/Raya luso-española”, iniciado en Badajoz en 2012 y continuadas anualmente en Castelo de Vide, Castro Marim, Chaves y Vila Viçosa.
Este cierre de lujo es posible por el impulso de la Câmara Municipal de Almeida, con su Presidente da Câmara (António Baptista Ribeiro) y el Consultor (Dr. Arquitecto João Campos) a la cabeza.
Mesa inaugural de las Jornadas
Las intervenciones fueron las que siguen:
Moisés Cayetano Rosado, doctor en Geografía e Historia y director de “O Pelourinho” abre las sesiones de trabajo haciendo un recorrido por el contenido de las distintas “Jornadas de Valorização das Fortificações Transfronteiriças”, su desarrollo y participantes técnicos.
A continuación, João Campos (doctor arquitecto y Consultor de Almeida, que ha enriquecido con su sabiduría diversas ediciones de estas Jornadas) se extiende sobre O alcance da candidatura das ‘Fortalezas Abaluartadas da Raia’”. dentro de la Serie ya incluida en la Lista Indicativa de Portugal, desde mayo de 2016, junto a Valença do Minho, Marvão y Elvas, al tiempo que detalla los valores de la fortificación de Almeida.
El arquitecto Fernando Cobos, de tan dilatado currículum como investigador, divulgador y arquitecto director de proyectos de rehabilitación de fortificaciones, desarrolla la ponencia sobre Estratigrafía Territorial de los Sistemas Defensivos en la Raya Central, explicando la “línea histórica de continuidad” entre los mismos.
Margarida Alçada, experta en Patrimonio y Turismo, desde la coordinación de la candidatura de las fortificaciones de la Raia, trató "DE DOSSIER A PROCESSO: a candidatura das Fortificações Abaluartadas da Raia à Lista do Património Mundial", en el que está trabajando.
Un “Panel de la Escuela de Arquitectura de Valladolid”, coordinado por los profesores arquitectos Valeriano Murillo y Javier Blanco, inaugura una Exposición Académica con trabajos sobre Almeida, explicando con detalle los proyectos que han realizado para Almeida. E igualmente, desde el Departamento de Engenharia Civil da Universidade do Minho, presentan un“Protocolo de colaboração e Teses de Mestrado concluídas”, igualmente sobre la fortaleza de Almeida, con explicaciones del profesor ingeniero Luís F. Ramos.
Intervención de los representantes de la Escuela de Arquitectura
de Valladolid y de la Universidade do Minho
El profesor y consultor de diversas cámara municipales de la zona del Minho, Custódio Oliveira, fue el encargado de explicar A Comunicação como Pilar Estratégico do Património Mundial da UNESCO, como factor necesario para su conocimiento y valorización.
Nuestro veterano colaborador, el profesor de la Universidad de Salamanca, Ramón García Gómez, abordaría una de las zonas que menos ha sido considerada en estos encuentros y cuya inclusión es de importante valor: De La Tierra Contra El Mar. Las Fortificaciones Litorales de la Raya Atlántica del Alto Minho”.
Por su parte, el técnico superior da Câmara Municipal de Évora nas áreas da Cultura e Património, Francisco Bilou desentrañó "As fortificações de Évora: imagem, valor e recurso", como el técnico superior de la Câmara Municipal de Elvas, Rui Jesuíno lo hizo de la otra ciudad rayana que también es Patrimonio de la Humanidad, Elvas, de la que establecería una semblanza de “A formação da cidade-quartel e de sua monumentalidade única”. Dos magníficas “joyas” que aporta Alentejo a la valorización de las ciudades fortificadas de la Raia/Raya.
El siguiente interviniente, el profesor de la Universidad de Extremadura y documentalista Faustino Hermoso, presentaría una propuesta para las “Fortificaciones de la Raya/Raia y las redes de información europeas”, con el fin de su divulgación y conocimiento a todos los niveles y acceso por la red electrónica al mundo entero.
Después, la Técnica Superior del Municipio de Almeida, Paula Sousa defendió la aportación "Os serviços educativos em prol do património e sua salvaguarda, en lo que tiene dilatada experiencia.
Rui Carita, de la Universidad de Madeira intervino con As fronteiras do Império Ultramarino Português com a Aclamação de D. João IV, “universalizando” el valor del patrimonio fortificado, que extiende sus “redes lusitanas” de forma universal.
Acto de clausura. Intervención del
Presidente da Câmara Municipal de Almeida
Clausuró las VI Jornadas de Valorización de Valorización de las Fortificaciones Abaluartadas de la Raia/Raya el Presidente de la Câmara Municipal de Almeida, Dr. António Baptista Ribeiro, cuya apuesta por el Patrimonio fortificado de la población y de todo el Patrimonio Cultural del concelho es ejemplar y sostenido en el tiempo, siendo un ejemplo digno de seguir por todos los responsables políticos y técnicos de la Raia/Raya.

Acabó la maratoniana sesión con un brillante concierto barroco en el tránsito de las Puertas Exteriores de Santo António, al lado mismo de donde se celebraron las sesiones académicas, el Centro de Estudos de Arquitectura Militar (CEAMA).
Entrada a Castelo Mendo
Posteriormente, durante el día 30 de abril, se realizó una visita a diversos lugares de la fortaleza de Almeida, especialmente a su Museu Histórico-Militar, así como a otros lugares patrimoniales de los alrededores, entre los que debemos destacar la freguesía de Malhada Sorda (donde se inauguró una “esnoga” -sinagoga de culto “discreto” de los judíos expulsados de España por los Reyes Católicos y acogidos en la zona-, habilitada ahora como local cultural), en que actuó su Banda Filarmónica, y se recorrió la ciudad medieval fortificada de Castelo Mendo.
Terminaron definitivamente las actividades con un acto musical en el Auditorio Municipal en que intervinieron el Coro Etnográfico de Almeida y la Academia de Música de Coimbra.

viernes, 28 de abril de 2017

CERVANTES, RESENDE, CAMÕES Y EL USO DE LA ARTILLERÍA


Moisés Cayetano Rosado
  
El 23 de abril, Día Internacional del Libro, conmemorábamos el fallecimiento (más exactamente enterramiento) de Miguel de Cervantes, con lo que en distintos ámbitos hemos dado un repaso a su “Don Quijote de la Mancha”. Y como, por otra parte, estamos con el ajetreo de la organización de las “VI Jornadas de Valorización de las Fortificaciones Abaluartadas de la Raia/Raya luso-española” -a celebrar en Almeida los días 29 y 30 de este mismo mes-, me he detenido en su Capítulo XXXVIII de la Primera parte: “Que trata del curioso discurso que hizo don Quijote de las armas y de las letras”.
Allí podemos leer un párrafo  curioso: Bien hayan aquellos benditos siglos que carecieron de la espantable furia de aquestos endemoniados instrumentos de la artillería, a cuyo inventor tengo para mí que en el infierno se le está dando el premio de su diabólica invención, con la cual dio causa que un infame y cobarde brazo quite la vida a un valeroso caballero, y que, sin saber cómo o por dónde, en la mitad del coraje y brío que enciende y anima a los valientes pechos, llega una desmandada bala, disparada de quien quizá huyó y se espantó del resplandor que hizo el fuego al disparar de la maldita máquina, y corta y acaba en un instante los pensamientos y vida de quien la merecía gozar luengos siglos. Y así, considerando esto, estoy por decir que en el alma me pesa de haber tomado este ejercicio de caballero andante en edad tan detestable como es esta en que ahora vivimos; porque, aunque a mí ningún peligro me pone miedo, todavía me pone recelo pensar si la pólvora y el estaño me han de quitar la ocasión de hacerme famoso y conocido por el valor de mi brazo y filos de mi espada, por todo lo descubierto de la tierra.
En tan larga reflexión podemos ver el ideal del caballero medieval, apegado al enfrentamiento “cuerpo a cuerpo”, confiando en la fuerza de su brazo y su pericia, y contrapuesto al uso de la pirobalística (armas de fuego), en frenético desarrollo, que dará origen al levantamiento de fortificaciones artilleras y abaluartadas, pegadas al terreno como caparazón de crustáceo, dejando atrás el modelo de castillo altivo, soberbio en su altanera esbeltez, pero vulnerable a los tiros de cañón.
Esta primera parte de El Quijote sería publicada en 1605, cuando ya la artillería en auge suplantaba en el enfrentamiento bélico a la caballería, con lo que el valeroso y ensoñador “Caballero de La Triste Figura” aparece como un romántico “desfacedor de entuertos” que induce a la chacota por parte de los que lo contemplan. Los tiempos estaban cambiando, pese al ideal heroico de la caballería andante, que había perdido su lugar, cediendo el paso a la artillería, tanto ofensiva como defensiva, de gran aparataje en maquinaria y personal a su servicio.
Pero incluso 90 años antes encontramos un lamento muy similar en el gran poeta de Évora García de Resende, que en su “Cancioneiro Geral” escribe:
Não deixa de aver agora
tais homes como passados
mas se são avantajados
são mortos em uma hora
antes de ser afamados:
que a muita artilharia
destroy a cavalaria,
e depois que se usou,
nos homes se não falou
como dantes se fazia

¡Parece que Cervantes conociese la obra de Resende, porque la idea es la misma, con el mérito para el poeta portugués de que la escribió en los comienzos de la generalización de las armas de fuego, de comienzos del siglo XVI!
Entre la sin par novela y el extraordinario cancionero, se nos ofrece otra obra inmortal donde la transición de la neurobalística (maquinarias de guerra por tensión de cuerdas) a la pirobalística (armas de fuego, como quedó dicho) está presente en multitud de sus magníficos versos. Me refiero a “Os Lusíadas” (1572) de Luis de Camões. Nótese la fuerza de la artillería descrita brevemente en estos versos de su de su “Canto Primero, estrofa 68”:
As bombas vêm de fogo, e juntamente
as panelas sulfúreas tão  danosas;
porém aos de Vulcano não consente
que dêem foog às bombardas temerosas

O del último, “Canto Décimo, estrofa 36”:
Raios de fogo irão representando,
no cego ardor, os bravos domadores
quanto ali sentirão olhos e ouvidos
é fumo, ferro, flamas e alaridos

Son tiempos de cambio. Y de resistencia al cambio, de nostalgia por la “valerosidad caballeresca” diluida en el fragor artillero, De admiración ante los “rayos de fuego” que sustituyen al agudo entrechocar de las espadas y el lanzamiento de saetas o pedruscos desde la tensión de las catapultas, que van quedando atrás como los castillos verticales -obstaculizadores del asalto-, sustituidos por las fortalezas agazapadas en el terreno, a salvo del fuego enemigo, y dotadas de profundas aberturas para cañones cada vez más potentes.

Volvamos hoy, tras el “fragor” del Día del Libro, en el reposo y tras el impulso de las efemérides, a nuestros grandes clásicos de la transición en el arte de las armas, que tanto inspiraron sus obras monumentales, hasta hacer parte consustancial de las mismas. Nosotros trataremos de desentrañar, entre otras muchas cosas, en esas Jornadas que se nos avecinan, sus consecuencias y el legado que suponen para la Historia y el Arte de nuestros rayanos territorios.