jueves, 21 de junio de 2018


LAS/LOS NUEVAS/NUEVOS MINISTRAS/MINISTROS DEL GOBIERNO DE ESPAÑA
Moisés Cayetano Rosado

Dicen que el ser humano es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra. Pues Pedro Sánchez, el nuevo Presidente del Gobierno de España, no debe ser un ser humano, porque aprendió bien la lección que recientemente se le dio entre “los compañeros y las compañeras” y no ha chocado de nuevo con el pedrusco de los colmillos retorcidos y la cueva de los tesoros. O sea, si hace bien poco tuvo que salir de la Secretaría General del PSOE y del Congreso de los Diputados, haciendo miles de kilómetros de penitencia por todos los rincones del país porque mantuvo una posición de firmeza dentro de los postulados “puristas” de la izquierda, ahora ha sabido nadar y guardar la ropa para que no se la lleve la corriente.
El partido Podemos creía que, al darle su apoyo en la Moción de Censura, iba a “tocar bola”, a gozar de las mieles de los ministerios; ¡a saber si soñaba incluso con alguna vicepresidencia! Pero el candidato socialista -que había reconquistado la Secretaría de su partido y el apoyo de sus parlamentarios para subir al pódium del poder estatal, saltando a la yugular de los “populares”, abultada por la corrupción arborescente- sabía muy bien que una cosa es aceptar la mano alzada con el puño cerrado por el sí a su candidatura y otra colocarle una cartera ministerial en ella, que desgarraría los vestidos bien cortados de los poderosos del Ibex 35 y de la masa moderada de su partido y dirigentes.
Los nacionalistas catalanes estarían conteniendo la respiración al tiempo que también daban su sí al redivivo candidato, pensando en rebaje de la tensión, pero “les colocó” a Josep Borrell -que se ha distinguido por su aguerrida posición contra ellos- como Ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación. Contenta así a la otra mitad de catalanes y a la inmensísima mayoría del resto de España.
En cuanto a los nacionalistas vascos, pues eso, ¡que parecen catalanes de los de antes!: “la pela es la pela”. Y si se les prometió no alterar los presupuestos económicos estatales, tan favorables para su tierra… y alguna otra cosilla que queda entre bambalinas, pues a arrimar el ascua… a su sardina.
Importante ha sido también la jugada de poner como Ministro de Interior al magistrado Fernando Grande-Marlaska -que en 2013 fue nombrado vocal del Consejo General del Poder Judicial a propuesta del PP-. Un ministerio clave en los momentos difíciles que vive el país, muy en el punto de mira de la oposición siempre, pero que de entrada le pone difícil la crítica a la derecha.
Llevar como Ministra de Hacienda a la que era Consejera de la misma cartera en la Junta de Andalucía, es una buena jugada para limar asperezas con el “feudo poderosísimo” de su rival Susana Díaz, con la que María Jesús Montero -la nueva Ministra- tiene buena amistad.
En fin, todos los ministerios han sido meticulosamente asignados, como si alguien muy entendido en marketing hubiera diseñado el modelo con escuadra y cartabón. Subrayo, para no ser más cansino, el de Ciencia, Innovación y Universidades, que llevará el que fuera astronauta, Pedro Duque, que le da a esta polivalente cartera un aire diferente al habitual, innovador sin duda, fresco, inédito.
No digamos el “gesto” de superar en el ranking europeo a todos los países de la Unión en cuanto a la cuota de mujeres en las responsabilidades ministeriales: once nombres de los dieciocho que componen el Consejo de Ministros, y no precisamente en ministerios de relieve menor, sino en primera línea de fuego -y no solo de fuego “artillero”, que parece que ya va siendo tradicional que se asigne a mujeres-, sino económico y social de primer grado.
Un Gobierno hecho a la medida de las demandas mediáticas, de las demandas de los poderes económicos, de las demandas de los sectores que manejan los poderes fácticos, y sin duda de la opinión pública; seguramente también de la sensatez, visto lo visto y teniendo en cuenta cómo está el patio político del país. Todos tan entregados a “poner orden” en la maraña nacionalista, a “centrar” las representaciones del poder sin concesiones al “rojerío” y con guiños al conservadurismo que parecía iba a comerse las urnas con filetes de primera. ¡Menudo sofocón deben tener no solo los del PP sino también los de Ciudadanos, a los que se les ha dado un zarpazo en su espacio natural!
¡A ver si conseguimos introducir también en el diccionario una palabra que nos ahorre la duplicación “os/as” y habremos hecho un negocio casi redondo (lo digo sin “segundas”, no por Iván Redondo, el “fichaje estrella” de Pedro Sánchez, que antes pasó por varios altares del PP), quedando fuera solo a los descontentos por sistema, o por oposición a este Sistema.

martes, 19 de junio de 2018


LA EXTREMADURA VACIADA. ENCUENTRO SOBRE EMIGRACIÓN.
Moisés Cayetano Rosado

La Asociación 25 de Marzo está organizando para este mes de Agosto un gran encuentro sobre emigración extremeña, abierto y de amplio espectro, al que denominan “La Extremadura Vaciada”. 
Un encuentro que pretenden sea punto de encuentro de emigrantes extremeños y extremeñas diseminadas por el mundo. Y señalan que por lo que respecta a esta problemática de la emigración, como decía nuestro paisano Víctor Chamorro: “Se trata de un genocidio programado desde despachos burócratas. Porque es genocidio ir acabando con todo un pueblo utilizando el arma de la emigración, el arma del expolio; pero sobre todo, utilizando el borrador que lentamente hace desaparecer el sentimiento de identidad de ser de algo, de pertenecer a una tierra, a un clima, a una historia compartida, a unas raíces, que es el derecho primero y más natural de todo hombre”.
En este encuentro esperan contar con la participación de algunos de los centenares de miles de paisanos y paisanas que han tenido que emigrar o han estudiado este fenómeno para que cuenten sus experiencias personales o sus investigaciones.
Se ha organizado en tres grandes bloques provisionales:
1.- La diáspora extremeña, viejos y nuevos emigrantes.
- La emigración de los 60-70. El genocidio extremeño.
 - La emigración de la última década (2008-2018).

2.- El despoblamiento rural. Las “laponias extremeñas”.

3.- Extremadura expoliada y vaciada. Una aproximación a posibles alternativas.
- Extremadura saqueada, 40 años después.
- Las nuevas amenazas: casinos, minería, cementerio nuclear, intensivismo agrario...
- Las comunicaciones: el tren como metáfora de la marginación de Extremadura.
- Las leyes de hierro del subdesarrollo extremeño: expolio de materias primas, fuga del ahorro, fuga de cerebros, clientelismo (el pacto entre oligarquía y casta extremeña)
- ¿Vigencia de la Reforma Agraria?

Con mucho gusto acepto la invitación que muy amablemente me ha hecho la Asociación para que participe en el acto, y lo hago aún con más placer ya que en agosto se cumplen 40 años del “I Congreso de Emigrantes Extremeños”, que organismos en la Universidad Laboral de Cáceres, y del que fui Secretario General.
A éste seguiría un segundo, y tras él un tercero, dando paso a continuación a un “Consejo de Comunidades Extremeñas”, dentro de la Junta de Extremadura; tuve la oportunidad de participar en todo ello: en los dos siguientes congresos como asesor y ponente, y en el Consejo como representante por CC.OO., que a través de su Fundación Cultura y Estudios organizó en 2011 (a cincuenta años del inicio de la “gran riada migratoria”) una extraordinaria exposición itinerante de paneles de textos, fotos, documentos, etc. que se me encargó diseñar en contenido general y que aún se expone en centro educativos, culturales, asociativos de emigrantes y otros.
Me alegra sobremanera que la Asociación 25 de Marzo tome esta importante iniciativa, estudiándose con rigor y compromiso lo que ha constituido (y sigue constituyendo) uno de los fenómenos más trascendentales de nuestra historia contemporánea, condicionando nuestro presente y futuro a través de un vaciamiento poblacional que en el siglo XX supuso perder más de la mitad de nuestra población (la más joven y activa laboral y reproductivamente), algo que parece renovarse por falta de futuro laboral en origen.
Optar por buscarse el porvenir, organizar la vida en un lugar u otro resulta un derecho y una manifestación positiva de la libertad. Tener que hacerlo irremediablemente por falta de perspectivas de desarrollo social e individual resulta una vulneración de esos derechos y un atropello a la propia libertad.

jueves, 14 de junio de 2018


PUBLICACIÓN “PRIMERAS JORNADAS DE FORTIFICACIONES ABALUARTADAS EN OLIVENZA”

Moisés Cayetano Rosado

Cuando en mayo de 2016 fue incluida en la Lista Indicativa portuguesa a Patrimonio de la Humanidad el conjunto de las fortificaciones abaluartadas de la Raia/Raya luso-española, encabezadas por Valença do Minho, Almeida, Marvão y Elvas, enseguida se nos vino a la cabeza la “contrapartida española”.
Estábamos celebrando las “V Jornadas de Valorización de las Fortificaciones Abaluartadas de la Raya” -organizadas por la Revista “O Peloruinho”- en Vila Viçosa, y allí se encontraba con nosotros el doctor arquitecto y Consultor de Almeida, João Campos, uno de los principales promotores del proyecto (yo creo que el principal luchador del mismo). La noticia nos cogió en un lugar y momento propicio para pensar que esa candidatura -“en serie y por etapas”, muy oportunamente encabezada por unas poblaciones con patrimonio fortificado de alto significado histórico y artístico-, habría de ser ampliada en un próximo futuro con nuevas, justas y necesarias incorporaciones.
Por lo que a Portugal se refiere, enseguida surgiría la solicitud de Vila Viçosa para formar parte del proyecto inicial. No han de tardar mucho en unirse otras poblaciones con patrimonio artillado en general y abaluartado en particular de alto valor, cual es el caso de Chaves al norte portugués, Castelo de Vide y Estremoz en el centro o Castro Marim en el sur.
En cuanto a España, con menos patrimonio fortificado de la Edad Moderna, e incluso con menor grado de conservación con respecto a su autenticidad e integridad, la situación de puesta en valor presenta mayor retraso, pero algunas poblaciones tiene suficiente legado patrimonial como para iniciar su trabajo de investigación, divulgación y restauración que les permita unir esfuerzos a la candidatura y enriquecer en una segunda etapa la firme propuesta “rayana” portuguesa.
Ciudad Rodrigo, en Castilla-León, ya ofrece suficiente estado de puesta en valor en cuanto a su restauración y rehabilitación, así como estudios teóricos. Y más al sur, Alcántara tiene un loable empeño en acometer un Plan Director que actúe sobre su extensa y valiosa fortificación; Badajoz también lo hace, aunque con fortuna contradictoria, por diversas actuaciones no suficientemente respetuosas con la conformación de la morfología y elementos complementarios. Olivenza, la otra gran “heredera” de fortificaciones abaluartadas, enriquecidas con magnífico amurallamiento y castillo medievales, está también -¡y muy en primera línea!- llamada a integrar esa oferta a la UNESCO para la clasificación de Patrimonio de la Humanidad.
Por eso, desde el Ayuntamiento, bajo impulso y coordinación de la Asociación “Limbo Cultura” y la colaboración de la Diputación de Badajoz, la Fundación Caja Badajoz y la Asociación “Patrimonio de Olivenza”, se decidió organizar una “I Jornada sobre Fortificaciones Abaluartadas y el papel de Olivenza en el sistema luso-español”. Jornada donde se reflexionara sobre la importancia de este sistema defensivo-ofensivo que recorre nuestra frontera peninsular de arriba abajo, presentando elementos fortificados que forman entre sí un entramado perfecto de vigilancias mutuas y de auxilios en diversas líneas defensivas, y sobre todo donde se estudiara el papel crucial de Olivenza y su estado actual en cuanto a este magnífico patrimonio monumental.
Estudio, investigación, reflexión y propuestas de actuaciones que suponen la aportación de un dossier necesario para ir conformando la aspiración de inclusión en la candidatura “seriada”, y que impulse todo un conjunto de acciones materiales y de profundización en las consideraciones teóricas.
Este esfuerzo conjunto de técnicos, políticos, grupos asociativos y ciudadanos, plasmado en las Actas que presentamos, son un paso necesario, esencial, al que hay que darle continuidad en nuevas Jornadas y actuaciones prácticas, siguiendo un Plan Director que resalte el valor de lo que se posee.
Ahora, han terminado de maquetarse las ponencias para su publicación, que a lo largo de 170 páginas reflexionan sobre este importante Patrimonio artístico-monumental e histórico rayano en general, y oliventino (conformado bajo dominio portugués) en particular. En el “XII Seminário Internacional sobre Arquitectura Militar”, que organiza el Centro de Estudios de Arquitectura Militar de Almeida para los días 24 y 25 de agosto de este año, será presentada oficialmente esta publicación impresa, que también será ofrecida en formato electrónico y on-line para su mayor difusión y contribución a la declaración de este múltiple tesoro como Patrimonio de la Humanidad.

domingo, 10 de junio de 2018


LA MINA DE S. DOMINGOS EN EL BAJO ALENTEJO: COLONIALISMO INGLÉS EN UN PAÍS COLONIAL
Moisés Cayetano Rosado

La Mina de São Domingos es una aldea situada en el distrito de Beja, municipio de Mértola y freguesía de Corte do Pinto. Aldea minera creada a partir de la exploración moderna del depósito mineral que tuvo lugar entre 1858 y 1966.
Anteriormente, el depósito pirítico de São Domingos fue explorado al menos durante la época romana, extrayéndose cobre, plata y, probablemente, oro. Durante el milenio anterior a esa ocupación se exploraron los mismos depósitos, pero probablemente sólo para la extracción de plata. Durante el período islámico continuaría esta actividad minera. Ahora bien, la exploración moderna se centró en la masa de pirita inalterada, buscando, esencialmente, el cobre y el azufre.
Este período de exploración moderna es el que dicta la importancia histórica del legado de la Mina de S. Domingos. Con una intensa actividad minera que desarrolló la firma británica Mason & Barry, extrayendo más de 20 millones de toneladas de mineral (cobre, azufre, zinc y plomo).
Casas de los mineros
Al tiempo, en el espacio urbano de la Mina de S. Domingos hubo una fuerte separación social de las comunidades existentes. Por un lado, los mineros y sus familias vivían en barrios obreros construidos “en banda”, con casitas muy pequeñas (de 14 a 20 metros cuadros, para familiares generalmente bastante numerosas), sin ningún tipo de condiciones de confort, con horno, aseos y letrinas comunes; por el otro lado, los “ingleses” y altos directivos vivían en amplias mansiones con electricidad, lujosos aseos en sus casas y agua corriente, jardines, arbolados, pista de tenis y hasta un cementerio con el suelo importado de Inglaterra.
Cantera y agua
Curiosamente, esta concesión de explotación minera dentro de suelo portugués peninsular coincide en el tiempo con la etapa álgida de la explotación colonial portuguesa en los territorios africanos de Angola, Mozambique, Guinea y Cabo Verde, dándose la paradoja de “colonizaje extranjero”, en tanto se “colonizaba en el extranjero”. Hablamos de los años que van de mediados del siglo XIX a mediados del siglo XX, en que África era una “despensa” bien surtida para los colonizadores europeos: ingleses, franceses, belgas, alemanes, portugueses… De vida relajada, cómoda, muy provechosa generalmente para el colonizador y, sobre todo, para los grandes inversores europeos -tranquilamente asentados en las metrópolis-, y de dificultades, sacrificios, explotación, miseria, para la inmensa mayoría de los nativos, aunque no faltaban los “colaboracionistas interiores”.
La compañía británica Mason & Barry no tenía otro objetivo en esta mina alentejana que el que Portugal tenía en las tierras africanas ocupadas: el máximo beneficio de sus recursos, con capital propio, pero mano de obra autóctona sometida a las más duras condiciones de explotación.
Henrique Zarco escribía en “Imagens do Alentejo”, de 1930 (Imprensa Artística. Colecção Amanhã. Lisboa), sobre los mineros de S. Domingos: O minheiro nom gana o suficiente para sí e para a familia. Luta com déficit. Que acontece então? É isto simplesmente: o minheiro, que trabalhou durante oito horas na contramina e que chega cá acima exausto, sem fórças nem vontade de se mexer, tem de ir procurar nos trabalhos agrícolas o indispensável para cubrir êsse déficit (pág. 128).
Más duro aún es Albino Forjaz de Sampaio, que anteriormente, en 1909, denunciaba en “Crónicas inmorais” (Libraria Clássica. Editora de A.M Teixeira. Lisboa), en el Capítulo “Os minheiros”: S. Domingos é uma feitoria inglêsa. Tem polícia própria, armada de belas carabinas, carabinas último modêlo para, emquanto os mineiros se estorcem de fome, ela patrulhar, na soturnidade da noite, de dedo no gatilho, o sono dos senhores. Os mineiros são 3.000. Trabalham uma infinidade de horas, e o salário é pouco. Como o salário é pouco e o trabalho muito, a alimentação é má. E como a alimentação nom presta,  à saude é péssima. Y más adelante: A canalha revolta-se? Muito bem. Espingardeia-se. A canalha parlamenta? Acutila-se. A canalha não tem nomem, a canalha não tem voz. A canalha é a canalha, nada mais (pág. 35).
Visito las ruinas actuales de la mina y allí están las canteras enormes, el gran lago de aguas (testimonio de fluidos hidrotermales responsables de los procesos físico-químicos de esta riqueza geológica) que parecen sangre y yodo. Los restos de los muelles de carga, de las maquinarias de elevación, de las conducciones de agua; el variado mineral aún en las laderas, los túneles en estas rocas volcánicas y sedimentarias paleozoicas, de unos 350 millones de años; las zonas de privilegio “colonial”, las casitas humildes de los trabajadores…
Hablo con algunos descendientes de los mineros. Recuerdan las penalidades de sus antecesores. Su miseria. La necesidad de completar el sueldo con contrabando practicado en la raia/raya,  labores agrícolas y otras más de subsistencia. Evocan el bullicio poblacional de más de siete, ocho mil personas en los alrededores, donde ahora no hay más de mil habitantes, buen número muy envejecido, teniendo los jóvenes que buscar trabajo en los núcleos cercanos (Beja, Serpa, Mértola…), siendo para ellos este lugar una especie de pueblo-dormitorio. ¡Menos en el verano, en que vuelven los que marcharon tras cerrarse la mina y sus descendientes, y que hoy residen en Francia, Bélgica, los alrededores de Lisboa, en donde encontraron trabajo, muchos como mineros, la profesión que bien sabían! Más de 6.000 personas -me cuentan- se reúnen en los meses de julio y agosto. Por lo demás, un sitio “fantasmal”, lugar para el recuerdo. Contradictorio. De explotación colonial en un país que estaba en “otros mares” practicando la misma explotación.

jueves, 24 de mayo de 2018


NÚMERO 18 DE LA REVISTA DEL “CENTRO DE ESTUDOS DE ARQUITECTURA MILITAR DE ALMEIDA” 
Moisés Cayetano Rosado

Maquetado, ilustrado y presentado con la habitual pulcritud y calidad de siempre, la Câmara Municipal de Almeida pone en circulación el número 18 de su Revista CEAMA (Centro de Estudos de Arquitectura Militar de Almeida), que a lo largo de 184 páginas nos vuelve a sumergir en el mundo apasionante de las fortificaciones artilladas y abaluartadas, sus realizadores y realizaciones, el patrimonio constituido y heredado, los proyectos de futuro con respecto al mismo y todo el universo de acciones y actuaciones que, fundamentalmente en la Raia/Raya luso-española, transcurre a su alrededor. (Puede consultarse, copiarse, compartirse, imprimirse, etc. el número completo de la Revista, desde el Documento 97 de mi enlace  http://moisescayetanorosado.blogspot.com.es/p/paginaprueba.html)
Se abre la publicación con el saludo editorial de su nuevo Presidente da Câmara Municipal, António José Monteiro Machado, bajo el título de Continuidade de objectivos pelo nosso património, en que muestra el entusiasmo a que nos tenía acostumbrado su antecesor, António Baptista Ribeiro, actualmente Presidente da Assambleia Municipal. Señala los nuevos proyectos en cuanto a la conservación y rehabilitación de diversos elementos de la Praça-forte, entre los que destaca la rehabilitación del Baluarte de São João de Deus, y recuerda el empeño de Almeida en seguir impulsando la Candidatura de las Fortalezas Abaluartadas de la Raia/Raya a Patrimonio Mundial.
El doctor arquitecto y Consultor de Almeida, João Campos -coordinador editorial de la Revista- da cuenta a contuación del Acto simbólico que inaugura novo mandato autárquico-oratório no nicho da porta interior de Santo António, resaltando que “A carga simbólica não deixa de ser evidente, sublinhando-se o aspecto que envolve a celebração do património no primeiro acto público do novo Presidente, transitando do anterior os trabalhos de projecto para o restauro e a reabilitação do complexo construído das Portas” (pág. 5).
Se presenta seguidamente el Programa do 12º Seminário Internacional de Almeida, que se celebrará los días 24 y 25 de agosto de 2018, y que en esta edición presenta la novedad de “recortar” las ponencias a dos conferencias seguidas de debate, que pretende ser amplio y participativo por parte del “painel de senadores” (asiduos ponentes de buen número de los anteriores Seminarios) y aquellos que deseen inscribirse a esta nueva edición. No faltan, claro, las visitas técnicas y patrimoniales por la zona… ni la degustación gastronómica, que conforma buena parte del tesoro antropológico de Almeida.
A continuación, João Campos pormenoriza el significado del cartel que ilustra el Seminario (Sobre a imagem do logótipo da edição do Seminário Internacional deste ano: “Carte des opérations militaires dans la région située entre Alcantara et Almeida, autour de Ciudad Rodrigo”), muy ilustrativa de la cuestión de las fronteras, en el parecer del Dr. Campos, enriquecida con una abundante y variada cartografía complementaria.
Um retrato do estrangeirado D. Luís da Cunha (1667-1742), es la siguiente aportación de João Campos, que resalta la figura de este "expoente máximo da Diplomacia portuguesa de todos os tempos" (pág. 27), de decisiva relevancia en las negociaciones con España tras la Guerra de Sucesión a la corona española.
De Nicolas Faucherre, Directeur du Laboratoire d’archéologie médiévale et moderne en Méditerranée, se publica tras lo anterior una Recensão bibliográfica sobre o livro do Castelo Medieval de Almeida, libro monumental del que nos hemos ocupado en ocasiones anteriores y en el que el doctor arquqitecto J. Campos documenta con precisión su génesis, avatares, ruina y proyecto de revalorización.
Aníbal Costa, professor catedrático da Universidade de Aveiro, relata extensamente la Jornada Académica da Universidade de Aveiro no C.E.A.M.A., en el ámbito del protocolo existente entre la Câmara Municipal de Almeida y el Departamento de Engenharia Civil de dicha Universidad, con asistencia de alumnos y docentes del Curso de Rehabilitação do Património. Crucial iniciativa de formación de aquellos que en un próximo futuro tendrán en sus manos la rehabilitación patrimonial y que han de guiarse en su intervención por los principios de respeto a la autenticidad e integridad, patentes en los numerosos acuerdos de la UNESCO y del ICOMOS.
En torno al arquitecto, ingeniero militar y teniente general, oriundo de Ciudad Rodrigo, Juan Martín Zermeño (1700-1773) discurren los cuatro trabajos publicados a continuación.
El primero: Comemorações Juan Martín Zermeño, con motivo de las IV Jornadas de Fortificaciones de la Asociación de Amigos del Castillo de Monjuic: “Juan Martín Zermeño. Las Fortificaciones Abaluartadas del siglo XVIII”, celebradas en Ciudad Rodrigo los días 19 y 20 de octubre pasados, relatando las mismas y la contribución en ellas de Almeida, subrayando la importancia en la época de esta Praça-forte y la actuación del Ingeniero Mayor del Reino de Portugal, Manuel de Acevedo Fortes.
Un segundo: Juan Martín Zermeño Ingeniero del Rey. Las Fortificaciones Abaluartadas del s. XVIII, de Óscar Mansergas Sellens -Arquitecto, Master en Restauración y Rehabilitación Arquitectónica por la Universitat Politècnica de Catalunya-, que puso de manifiesto la “voluntad de la Asociación de Amigos del Castillo de Montjuïc de clausurar los actos culturales para la Bienal Zermeño 2017-2018 con la programación de un Congreso Internacional de Patrimonio Fortificado con ICOFORT-España, en reconocimiento al legado del ilustre ingeniero militar, en el sitio que probablemente represente su obra más importante y uno de los mejores ejemplos abaluartados de Europa y del mundo: la fortaleza de San Fernando de Figueras” (pág. 73).
Un tercero, Os Engenheiros Comandantes da Fronteira Moderna de Portugal, de João Campos, haciendo un repaso biográfico de Zermeño, un estudio de la defensa nacional portuguesa bajo la Dinastía de Bragança y unas reflexiones comparativas de otros grandes comandante extranjeros, como Friedrich Hermann von Schönberg; Friedrich Wilhelm Ernst, conde de Lippe, y Guillaume Valleré (ligados los dos últimos a la construcción del Forte da Graça de Elvas).
El cuarto: Comemorar o património com Zermeño e as gerações mais novas, da cuenta de la participación en Almeida del Instituto Politécnico de Guarda en la exposición sobre Zermeño con motivo de la celebración del “Día Internacional dos Monumentos e Sítios”, del pasado 18 de abril.
El sistema defensivo de la Raya Seca de Galicia durante la Guerra da Restauração de Portugal: la labor de los Ingenieros Militares, es el siguiente trabajo, estudio de Ramón García Gómez, profesor de la Universidad de Salamanca, habitual colaborador de la Revista y de los Encuentros y Seminarios de Fortificaciones que venimos celebrando por toda la Raia/Raya.  El profesor García Gómez pormenoriza las fortificaciones realizadas en los subsistemas de este espacio: Monterrei-Chaves y Limia-Minho, especificando las innovaciones y proyectos durante la Guerra, con gran aporte documental y cartográfico de su evolución en el periodo bélico, deteniéndose especialmente en los sucesivos recintos fortificados de Monterrei más sus obras exteriores y el abaluartamiento castellano del Castelo de Lindoso.
Vienen a continuación dos trabajos muy ligados a la “I Jornada sobre Fortificaciones Abaluartadas y el papel de Olivenza en el sistema luso-español”, celebrada en Olivenza el pasado día 17 de marzo.
El primero, Uma questão supra Luso-Espanhola: questão de Património da Humanidade, de João Campos, donde muestra su satisfacción por estar en Olivenza, reconocer sus valores patrimoniales medievales y modernos, y apuesta por su inclusión en la Candidatura a Patrimonio de la Humanidad de la Raia/Raya Abaluartada, potenciadora de las relaciones más profundas entre España y Portugal.
A gestão dos bens patrimoniais na candidatura em rede da Raia Abaluartada entre Portugal e Espanha, es el título del sugestivo trabajo presentado por el arquitecto Rui Ramos Loza. En el mismo presenta una interesante propuesta en cuanto al papel de Olivenza en la candidatura de la Raia/Raya, entre otras razones porque “Olivença pode ser eleita como símbolo de uma paz que coloca acima das linhas de demarcação fronteiriça a linha de salvaguarda para toda a humanidade de um bem patrimonial de excelência fruto da dualidade da fronteira, ora como terra de confrontos ora como território de união” (pág. 129). Y concretiza la propuesta con un borrador de reglamento en que propone que “ Os dois países comprometem-se a criar, manter e defender um órgão de Gestão conjunto, com sede em Olivença, com o propósito de garantir a salvaguarda do bem dentro dos princípios e cartas internacionais validadas pela UNESCO” (pág. 136).
Un último estudio, también de la autoría de João Campos, se centra en el Baluarte de São João de Deus - A reabilitação do terrapleno e das escarpas das muralhas. Detalladísimo trabajo, minuciosamente documentado sobre tan importante elemento de la fortificación de Almeida, con propuesta técnica para su rehabilitación y puesta en valor.
Se da cuenta a continuación, del Prémio Nacional de Arquitectura em Centros Históricos da A.P.M.C.H. (Associação Portuguesa dos Municípios com Centro Histórico) atribuído a  este inquieto y riguroso arquitecto Consultor de Almeida, entregado en Tavira a mediados del pasado mes de noviemebre.
Finaliza esta “apretada” entrega de la Revista con una recensión de mi autoría Sobre o nosso último número, donde doy cuenta del número 17 de la Revista CEAMA y la crucial intervención del Presidente de la República, Marcelo Rebelo de Sousa, en la clausura del “XIº Seminário Internacional de Arquitectura Militar”, apostando con entusiasmo por la Candidatura a Patrimonio de la Humanidad de la Raia/Raya Abaluartada, resaltando sus valores universales.
Se apunta brevemente, en un suelto final, el 10º Aniversário da revista, reproduciéndose las portadas de sus 17 números anteriores y del actual, recordando que en el site de la Câmara Municipal (http://www.cm-almeida.pt) se encuentran disponibles todos los ejemplares.
Y ejemplar es toda esta labor, todas estas publicaciones, todas estas acciones de un municipio, de una Câmara Municipal digna de imitar por todos en la Raia/Raya, por su rigor, perseverancia, trabajo sistemático en pro del patrimonio monumental, rehabilitación, estudio, divulgación y continua promoción.

lunes, 21 de mayo de 2018


DE LA TRAGEDIA A LA ESPERANZA (1918/36-1974/75). GUERRA, REVOLUCIÓN Y HAMBRE DE TIERRAS EN LA RAYA EXTREMEÑO-ALENTEJANA
Presentación de la conferencia por el Presidente de la Fundación Caja Badajoz, Emilio Vázquez
Moisés Cayetano Rosado
 (Puede consultarse, bajarse, copiarse, etc. el power point proyectado en la conferencia en el Documento 96 de mi enlace http://moisescayetanorosado.blogspot.com.es/p/paginaprueba.html )


El 9 de abril de 1918 se dio la Batalla de la Lys, en la frontera franco-belga, constituyendo de los mayores desastres militares portugueses (que participaba con los aliados en la 1ª Guerra Mundial) después de la Batalla de Alcácer-Quibir de 1578, con centenares de muertos y 6.000 prisioneros.
Las víctimas reclutadas pertenecían al grupo social “mais desprotegido” pues los pertenecientes a familias pudientes “en troca de pagamento de uma quantia em dinheiro, livravam-se do cumprimento de servir a Pátria”, según denunciaba el capitão de Elvas António Braz, prisionero en el enfrentamiento.
O sea, lo mismo que ocurrió en las intervenciones españolas de Cuba, Puerto Rico y Filipinas, que condujeron al “Desastre del 98”, siendo crucial la declaración de guerra de EE.UU. tras el hundimiento de su acorazado Maine en la Bahía de La Habana el 25 de abril de 1898.
Luego pasaría en la “Guerra del Rif” (1911-1927), tan emotivamente retratada por el escritor de Badajoz Arturo Barea en “La ruta”, de la trilogía “La forja de un rebelde”, y en la que el Desastre de Annual se llevó la vida de más de 10.000 españoles el 22 de julio de 1921, comparable a la tragedia de la Batalla de las Linhas de Elvas, de 14 de enero de 1659.
Al tiempo, en nuestras “tierras del Sur”, “a todos ruína uma ambição: ter terra”, que escribía el alentejano Manuel Ribeiro en 1927. Tierra en manos  absentistas, que nos llevó a la “huída”, la emigración: “se estaba aquí tan rematadamente daos al mesmísimo demóngano que na se perdiese por cambiá, manque hubiá de sel en el infierno”, que escribió el extremeño Felipe Trigo (novela “Jarrapellejos”) en 1914.
Tras estos reveses vendrían los años oscuros, las dictaduras, la represión, el hambre, el miedo… y en España la esperanza de una II República con su Reforma Agraria, llevando a las míticas ocupaciones de tierras en Extremadura del 25 de marzo de 1936, a colectivizaciones… truncadas por la inmediata Guerra Civil (con medio millón de muertos y otros tantos exiliados).
Nuevamente, la feroz represión, cuya sombra alargada se extendió junto al hambre, el paro obrero, hasta llevar a una auténtica “estampida migratoria” que desde mediados de los años cincuenta a mediados de los setenta expulsó de Extremadura a más del 40% de su población. No menos oscuro sería el transcurrir alentejano, con un porcentaje similar de emigración: siempre los jóvenes, siempre la fuerza productiva y reproductiva, quedando en los pueblos de origen una población envejecida.
Y así se llegaría a… la nueva esperanza: Revolução dos Cravos en Portugal, de 25 de abril de 1974, que puso fin a la dictadura y las traumáticas guerras coloniales, que desde 1961 a 1974 supusieron una de las mayores tragedias de Portugal y los territorios sojuzgados. Aparejado a ella se vivió un ilusionado proceso -¡tan efímero!- de Reforma Agraria en Alentejo y Ribatejo, con ocupación de más de 1.100.000 hectáreas de latifundios por campesinos sin tierra. Una Contrarreforma –con lacerantes luchas- volvió a dejar las cosas como estaban…
Y en España a las reivindicaciones democráticas a partir de 1975, muerto Franco, con la implantación de las autonomías regionales, débil asidero para Extremadura, cuyo Estatuto de Autonomía se aprobó el 25 de febrero de 1983.
Después, un periodo convulso… y una “reconducción” en los años ochenta, que ya constituyen otro capítulo de nuestra historia, de la que en otro momento deberemos hablar. Pero al menos decir que en el tránsito del siglo XX al XXI asistimos en la península Ibérica a la llegada masiva de inmigrantes (medio millón en Portugal y seis millones en España, con tímida repercusión en la Raia/Raya) procedentes de Europa del Este, Iberoamérica y norte africano, que la Crisis mundial de 2008 retrajo, al tiempo que iniciábamos una nueva emigración de nuestros jóvenes, como en los tiempos pasados del desarrollismo europeo (1961-75), con tendencia demográfica de nuevo a la baja.

jueves, 17 de mayo de 2018


EXÍLIO, EMIGRAÇÃO E REPRESSÃO NA RAIA LUSO-ESPAÑOLA/ EXILIO, EMIGRACIÓN Y REPRESIÓN EN LA RAYA LUSO/ESPAÑOLA
 
Hemos preparado un nuevo número, el 22, de la Revista Transfronteriza O PELOURINHO, para el año 2018, girando en torno al “eje temático”: Exílio, Emigração e Repressão na Raia luso-española/Exilio, Emigración y Represión en la Raya luso-española.
Los seis números anteriores estuvieron dedicados a las seis Jornadas de Valorización/Valorização de las Fortificaciones/Fortificações Abaluartadas de la Raia/Raya. Tres más atrás a temáticas relacionadas con ese mismo patrimonio, con la historia de los conflictos rayanos de la Edad Moderna y siglo XIX, y otros aspectos patrimoniales fortificados medievales y modernos.
Tras este bloque en gran parte dedicado a valorar un patrimonio que opta a la clasificación de la UNESCO como Patrimonio Mundial, retomamos algo que nos ha sido especialmente recurrente en números anteriores, si bien no de manera monográfica, sino en trabajos sueltos, dentro de ofertas complejas en nuestras publicaciones.
Se trata de repasar lo que han supuesto para las regiones transfronteerizas, las largas dictaduras salazarista y franquista. También sus precedentes, que a veces se remontan a principios del siglo XX, y consecuentes, que extienden sus sombras hasta entrado el siglo XXI.
Examinar el largo, duro, penoso exilio en ocasiones de grandes “masas humanas”, capital perdido para sus zonas de origen, como perdido ha sido el de los emigrantes (en especial de los años sesenta y setenta, con una despoblación en muchos casos de la mitad de los habitantes de grandes zonas). Lo que ha supuesto la represión física, psicológica, sociológica de los totalitarismos ibéricos, incluso posteriores. Todo ese sufrimiento, esa injusticia, ese sacrificio. Y lo que, en consecuencia, significa ahora para nosotros, para nuestras tierras fronterizas, expuestas a todo  peligro en una Raia/Raya siempre dolorida.
Investigadoras portuguesas como Dulce Simões, antropóloga de la Faculdade de Ciências Sociais e Humanas da Universidade Nova de Lisboa que desarrolla estudios en la frontera luso-española del Bajo Alentejo, Cristina Clímaco -investigadora de la Universidad de París 8, sólida historiadora especializada en exilio, emigración y oposición al Estado Novo-, Teresa Fonseca -magnífica historiadora que ha estudiado como pocos el papel de las mujeres en la represión salazarista, que fuera becaria pos-doctoral de la Fundação para a Ciência e a Tecnologia la Ciencia y la Tecnología-, Helena Pato, militante antifascista desde 1956, fundadora y dirigente del Sindicato dos Professores (SPGL), fundadora do MDM (Movimento Democrático de Mulheres) y dirigente del Movimento Não Apaguem a Memória, creadora y e coordinadora, en facebook, de la página “Antifascistas da Resistência” e o grupo “Fascismo Nunca Mais”, que conoció en carne propia la feroz represión salazarista; el histórico dirigente campesino António Gervasio -del que tratamos ampliamente y en especial Helena Pato y Teresa Fonseca-, preso político y crucial dirigente en el proceso de la Reforma Agraria portuguesa; la joven historiadora extremeña, máster universitario en la especialidad de “España Contemporánea en el Contexto Internacional”, Laura Rodríguez Fraile; Presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Extremadura, abogado José Manuel Corbacho; el profesor de la Universidad de Extremadura y geógrafo Antonio Pérez Díaz, de los mejores conocedores de nuestros procesos migratorios… figuran entre los colaboradores.
Con este número, pretendemos iniciar una serie donde vayamos desgranando tan amplio proyecto de conocimiento de esta temática crucial del siglo XX, que tanto nos condiciona el XXI.
Y… ¿qué tal ir pensando en los Museos de la Memoria/Museus da Memória, de los que no me resisto a exponer unas reflexiones introductorias a lo que podría ser un trabajo colectivo de próximo futuro? 
MUSEOS DE LA MEMORIA, LA RESISTENCIA Y LA REPRESIÓN.
Museu de Peniche
Del convulso siglo XX nos queda, lamentablemente, una memoria dolorosa, dolorida y de vivos recuerdos en cuanto a guerras, resistencias populares al reiterado abuso de los poderosos, e imágenes desgarradoras de la terrible represión, ejecutada como venganza y advertencia de futuro.
Emociona recorrer los escenarios y estudiar los hechos luctuosos en los espacios habilitados para alzar un homenaje a aquellos que sufrieron el terror y la tragedia. Lo he visto en Francia, Alemania, Polonia, la República Checa…, donde la historia de la II Guerra Mundial y sus efectos devastadores en territorios y personas se palpan en lo que fueron campos de batalla y campos de exterminio, serena y crudamente musealizados, para conocimiento y reflexión.
Y resulta llamativo que en España queramos extender el manto de la amnesia, como mala conciencia, por lo que fuera territorio de dolor, pasando de puntillas o invitando al olvido, que en ninguna otra parte se practica, porque el olvido es ocultar la cabeza como avestruz, cuando hay que afrontar nuestro pasado, para reconocerlo y aprender humanamente de sus efectos y de sus consecuencias.
Una vez más debemos aprender del resto de Europa y en especial -hago hincapié- de Portugal, que tantas lecciones nos da en tantas cosas, como atención a su Patrimonio Histórico-Monumental y respeto a la Memoria.
He ido muchas veces al Fuerte de Peniche, siniestra prisión salazarista, entre 1934 y 1974, convertido en 1984 en Museu Municipal de la Resistencia Antifascista, además de contener interesantes colecciones de Arqueología, Etnografía e Historia local. Quisieron habilitarlo hace unos años para concesión hotelera, pero el contundente rechazo y movilización popular impidieron la “explotación privada” de tan importante Monumento y Museo de la Memoria, la Resistencia y la Represión, que va a ser reacondicionado aún más.
Museu GNR
Hace cuatro años, también fue abierto en Lisboa el Museu de la Guardia Nacional Republicana (GNR), en el Quartel do Carmo, el famoso edificio donde se refugió el Presidente de Gobierno Marcelo Caetano en la noche del Golpe Militar del 25 de Abril de 1974, y donde el Capitão Salguero Maia lo cercó y prendió. Allí no solo recorremos la historia de los 107 años de la GNR, sino sustancialmente el emocionante proceso inicial de la Revolução dos Cravos, que acabó con la dictadura e implantó en Portugal la democracia y libertad. 
Y un año después, se conformaría el Museu Municipal do Aljube-Resistência e Libertade (ubicado al lado de la Sé-catedral, donde estuvo un centro de tortura de la PIDE), dedicado à memória do combate à ditadura e da resistência em prol da liberdade e da democracia, con Servicio Educativo, Centro de Documentación, Exposiciones permanentes (fascismo, antifascismo y clandestinidad; resistencia y represión; colonialismo, lucha anticolonial y 25 de Abril), así como temporales, y Tienda de Venta, con intensa actividad de visitas guiadas, conferencias, coloquios, encuentros, exposiciones, etc.
¿Nos servirán de lección? ¿Sabremos reconsiderar el tratamiento respetuoso de la Memoria, que hasta ahora tanto se ha ignorado?
Penoso es recordar cómo un lugar tan emblemático como la antigua Plaza de Toros de Badajoz -internacionalmente conocido por la masacre perpetrada allí a mediados de agosto de 1936-, idóneo para hacer un Museo de la Memoria, fue arrasado y convertido en Palacio de Congresos (donde no hay prácticamente más actividad que un concierto mensual de la Orquesta de Extremadura), descontextualizado incluso de la realidad urbanística de la ciudad, porque su ubicación en pleno borde interior del Casco Histórico es el menos aconsejable para un destino necesitado de amplias vías y espacios abiertos. 
Y así en otros espacios de la geografía nacional, del que éste de Badajoz es un triste “abanderado”, como otros más de la provincia, tal como el siniestro Campo de Concentración de Castuera, o las Colonias Penitenciarias de Montijo, igualmente a resultas de la Guerra Civil. Pero aún se está a tiempo de revisar los errores y olvidos, y plantear serenamente unas actuaciones que nos equiparen a lo que siempre “suspiramos” en lograr: parecernos a Europa. ¡Y no digamos a Portugal!
Siéntanse, los que algo tengan que decir, convocados por este medio a colaborar en el ilusionante proyecto colectivo.

NOTA: Puede verse, leerse, descargarse, divulgarse... libremente el número completo de este O PELOURINO desde el documento 95 de nuestro enlace: http://moisescayetanorosado.blogspot.com.es/p/paginaprueba.html
Moisés Cayetano Rosado
Director de O PELOURINHO